Dios me enseña a servirle en la humanidad

By: Sri Chinmoy

¿Por qué trabajamos?  Trabajamos para mantenernos y mantener a nuestros seres queridos.  Podemos trabajar también para mantener nuestros cuerpos en perfecta condición. 

Pero un verdadero aspirante ve el trabajo de otra manera.  Ve el trabajo como una auténtica bendición.  Para él, cada empleo difícil y aparentemente penoso es una bendición disfrazada.  Para él, el trabajo no es otra cosa que un servicio dedicado.  Ha descubierto la verdad de que al ofrecer los resultados de lo que dice, hace o piensa, podrá realizar a Dios.  Él trabaja por amor a Dios.  Vive por amor a Dios.  Realiza la Divinidad por amor a Dios.

En el Cielo
las almas son colocadas
conforme a sus obras de auto-ofrecimiento,
servicio al hombre
y amor a Dios,
realizadas aquí en la Tierra.

You may also like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *