El ave de mi alma sólo vive para Él…

By: Sri Chinmoy

Estaré sumamente, sumamente agradecido a mi Amado Supremo el día en que pueda sentir que el ave de mi alma sólo vive para Él dentro de la jaula de mi cuerpo aquí en la Tierra y allá en el Cielo.

Podemos ofrecer gratitud a Dios, sea cual sea la clase de conciencia que tengamos.  Si no estamos teniendo buenos pensamientos podemos decir: “Oh Dios, Te estoy agradecido porque, no importa lo malo que ahora sea, hace unos pocos años era infinitamente peor.  Debido a Tu Compasión he llegado a ser al menos un ser humano”.

Las llamas de gratitud de tu corazón
pueden crear y crearán
un poder invisible
que un día será visible

incluso a tu simple vista humana.

You may also like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *